sábado, 7 de agosto de 2010

In Memoriam




El Tábano de Io
Año dos /N° 11 y 12/ Agosto 2010

www.elteatrito.com
Una forma diferente de hacer y ver Teatro

Alternativa Social Independiente

Resistencia artística contra la hipocresía y el olvido 

 

EDITORIAL

Editorial a manera de disculpa con los lectores del Tábano de Io

Por múltiples razones nos fue imposible publicar el Tábano de Io en el mes de julio. Tuvimos la intención de esperar los resultados electorales del 4 de julio y el desenlace deseado de nuestra afición “pambolera”, otras actividades ocuparon nuestras urgencias y el tiempo nos fue ganando.
Pero aquí estamos, tarde pero seguros, con este numero doble, que comparte parte de lo que teníamos pensado para julio y lo que seleccionamos para agosto, no estamos seguros que entre los informes convertidos ahora en algo así como la entrega de los premios “eres” con todo y vaquería y el narcoterrorimos promovido desde el desgobierno federal, podamos cumplir las expectativas de los lectores, educados al igual que la clase política sin distinción de partido, por Chabelo o Chespirito, pero para esos otros que han logrado escapar de las garras de la programación telebasura, va pues, este esfuerzo por ahora todavía virtual, que no pretende más que compartir otras visiones de nuestra ficticia realidad o si se quiere una realidad que por ahora se presenta como ficción, pero que por lo mismo no pierde la esperanza de que en algún momento sea algo posible.
Sabemos que “la espera es desesperante, pero esperamos que el contenido de este doble numero del Tábano compense la la larga impaciencia por la involuntaria espera”.

Queremos dedicar este numero a la memoria de nuestro fiel amigo y cómplice ASDRUBAL, quien luego de una rápida enfermedad hepática, nos ha dejado, para caminar al terreno más democrático de todos... ¡Va pues, por ASDRUBAL el mago!




EDITORIAL (2)

Tardía “indignación” telecrática

Denise Maerker, en un acto que podría calificarse de “valiente” y “honesto”, decidió poner, durante su programa Punto de Partida, en Televisa, la pantalla en negro, como forma de protesta por la inseguridad en la que viven los periodistas en México.
Sin embargo no hay porqué olvidar que Denise Maerker fue una de las periodistas que se prestó, como pocos, a la presunta manipulación de la información con relación a las denuncias del fraude electoral del 2006, que llevó, “haiga sido como haiga sido”, a la presidencia de la república al sujeto que hoy obliga incluso a Maerker a tener que suspender como “protesta”, ante el secuestro de periodistas de su equipo en Durango, la transmisión de su programa.
Un ejercicio que, si bien podría parecer un acto "ético", es el resultado de la descomposición social de la que la empresa Televisa es una de las mayores responsables.
Televisa ha privilegiado --lo que tampoco debemos olvidar-- sus intereses por encima de los intereses de los mexicanos, sin importarle el increíble daño que sus inmorales privilegios le han costado al país.
Denise Maerker, quien fue capaz de afirmar que ella “no vio nunca prueba alguna de las múltiples prácticas fraudulentas del 2006”; mismas que se pueden observar en los cientos de horas de video, que se han subido al internet, como son los paquetes electorales abiertos o las boletas marcadas a favor del PAN que nunca entraron en las urnas, pues ni siquiera se tomaron la molestia de doblarlas, o las más de 75 mil casillas que presentaban votos de más o votos de menos, es decir, la “periodista”, que hoy intenta denunciar la situación de riesgo en la que viven los periodistas, es la misma que se prestó a calificar a AMLO de: “loco obsesionado por el poder” y la misma que se negó sistemáticamente a mostrar en sus espacios informativos siquiera el 0.1% de las múltiples imágenes de video y las fotografías, capturadas por ciudadanos, a los que no dejaba de calificar de “acarreados” durante los días posteriores a la elección presidencial del 2006.
Es decir, la periodista se prestó a ser parte del instrumento que ayudó a polarizar a la ciudadanía después del fraude electoral, donde el “demócrata” Fecal y su partido se negaran a recontar los votos, pese a las inconsistencias del proceso electoral, aunque hoy exijan, en otros lugares, con mucho menos evidencia del fraude, lo que no quiere decir que no exista, el recuento de los votos, que antes se negaron a aceptar, lo que sólo habla de que no se saben ganadores, pero ese es por ahora otro asunto.
El país se cae a cachos y lo que urge es la denuncia a gritos y las acciones concretas que acompañen esas denuncias; no basta con que los seudointelectuales de la telecracia suspendan la transmisión de sus programas como “protesta”. Lo que de nada sirve si no hacen la crítica completa.
Hay muchas formas del crimen organizado y la amañada desaparición de Luz y Fuerza del Centro, para otorgar la fibra óptica del pueblo de México a la empresa Televisa, es una de esas formas, que no se incluye convenientemente en el “silencio” con el que “protesta” Denise Maerker. O en la evasión de impuestos millonaria que hace la empresa para la que trabaja la periodista, y la que, al igual que las múltiples pruebas del fraude electoral del 2006, la periodista parece “desconocer”. ¿Por qué esperar que un grupo criminal se comporte de otra manera, cuando la empresa Televisa goza de una cantidad de privilegios que se cubren en el manto de la IMPUNIDAD en la que se cubre por igual el crimen organizado? ¿Cómo exigir a los grupos criminales, los que por otro lado son posibles únicamente ante la corrupción del sistema que favorece de la misma forma a Televisa que a “El Chapo” Guzmán, un comportamiento distinto al de Televisa?
La exigencia es otra y por supuesto que pasa por la denuncia al riesgo que supone ser periodista en México. Periodistas que lo mismo son asesinados por el narcotráfico (producto de la descomposición del sistema) que por los grupos paramilitares solapados por el Estado (y que son también producto de la misma descomposición del sistema) o expulsados de sus espacios informativos porque dan voz a la disidencia, que pone en evidencia que no hay gran diferencia entre ser narco, banquero o empresario (de televisión, por ejemplo), porque todos ellos son “oficios” de una misma política económica.
La exigencia es también otra, es la de la urgente democratización de los medios de comunicación, la del derecho de réplica que tenemos los ciudadanos cada vez que somos calificados de “acarreados” por seudo periodistas que son tan culpables de la violencia que hoy nos desgobierna, como quienes secuestran periodistas (policía federal o narcotráfico); el asunto es que toda práctica carente de ética termina por revertirse. La “indignación” de Televisa, con la acción de Denise Maerker, llega tarde, pues los niños del ABC o las periodistas de radio comunitaria asesinadas en Oaxaca, o el despido ilegal de más de 40 mil trabajadores de Luz y Fuerza, merecen igual indignación, sólo que esa indignación no conviene a los interés del medio para el que se emplea Maerker. ¡Ni hablar! ahí la indignación brilla por su ausencia...
Tarde, demasiado tarde, son las reacciones del grupito telecrático que hoy se presentan como “indignados”, por una lamentable situación nacional de la que ellos, Denise Maerker incluida, son profundamente responsables. Ojalá su reacciones se sumen a las miles de voces que exigen la inmediata renuncia del usurpador, que ellos, los de Televisa, ayudaron a entronar con todas las terribles consecuencias que al país le ha traído tan estúpida apuesta.  

Ricardo Andrade Jardí

COMUNICADO DE EL TEATRITO

Comunicado del C.I.E. El Teatrito, A.C.

El Teatrito recibe modesto apoyo para programación de sala por parte del ICY

Una noticia alegre, se suma al entusiasmo con el que hemos trabajado en nuestro Centro de Investigación Escénica El Teatrito. Espacio que tiene ya más de diez años de haber abierto un centro cultural en Chuburná de Hidalgo, al norte de la ciudad de Mérida, Yucatán, que durante 11 meses al año sostiene: una rica oferta de cine- debate temático (principalmente cine de arte y documental), además de una cafetería-galería, una biblioteca de consulta, así como como lugar en el que se presentan conferencias, conciertos de música, cursos, talleres, intercambios artísticos nacionales e internacionales y por supuesto una forma diferente de hacer y ver Teatro.
Así, después de mucho esfuerzo, comprobado trabajo y reconocida labor, a partir del mes de junio 2010, el Centro de Investigación Escénica El Teatrito, A.C., en colaboración con el Instituto de Cultura de Yucatán, recibirá un pequeño apoyo económico para la programación de las actividades artísticas y culturales que se realizan mensualmente en la sala de El Nuevo Teatrito que es la sede de la Asociación Civil.
El apoyo facilitará, sin duda, el refaccionar y dar servicio al equipo electrónico y luminotécnico de la sala, así como ayudar a intensificar la labor de difundir de la programación, que ininterrumpidamente hemos logrado sostener bajo la premisa de lo social comunitario. Es decir, haciendo casi todos nuestros procesos abiertos al público de entrada libre gratuita o de cooperación solidaria; ofreciendo, también, hasta donde nos es posible, talleres y cursos de reconocidos artistas locales, nacionales e internacionales a costos populares, facilitando de esta manera el acercamiento a la producción simbólica de sectores que económicamente están privados del derecho al arte y la cultura en otros espacios privados, comerciales o incluso en espacios culturales públicos. El apoyo otorgado por el ICY nos ayudará a mantener durante el resto del años (2010) ese carácter popular en las diversas ofertas artísticas y culturales que se realizan en la sala de El Nuevo Teatrito.
Pero aún hay mucho que hacer para mejorar que todos los creadores artísticos tengan mejores condiciones de trabajo y políticas culturales realmente progresistas, democráticas e incluyentes y por eso, garantizamos a ustedes, que este apoyo no nubla la razón de nuestra lucha, la que seguiremos dando para conseguir lo que en países hasta hace poco aparentemente más atrasados que el nuestro ya han conseguido los creadores independientes.
Es apenas una batalla medianamente conquistada en el reconocimiento de los espacios culturales alternativos en la ciudad. Un logro para los espacios que no buscan un mero interés económico, como sabemos que también los hay.
Reconocemos y agradecemos desde aquí a todos los que lejos de la demagogia institucional o los prejuicios sociales nos han escuchado y apoyado en esta década de trabajo, que sin duda es referente, hoy, por imitación o reflejo de la necesidad de multiplicar espacios de dialogo, de formación, artísticos y culturales que pluralizan las formas de creación subjetiva y enriquecen, en muchos casos, los procesos críticos de quienes los participan y del público expectante en la Blanca Mérida.
Va pues un saludo para todos los que nos han acompañado en este caminar de resistencia artística. Aquí seguimos abriendo la trinchera y compartiendo la esperanza de ese otro mundo que estamos seguros es posible.

Resistencia Artísticas contra la hipocresía y el olvido
Consejo Directivo del C.I.E. El Teatrito, A.C.
23 de junio de 2010
Mérida, Yucatán, México 

"si francisco de montejo tuviera matrícula de débito santander"






(Introducción)
Pobrecito de Montejo. Le hizo falta conocer a Felipe Carrillo Puerto, o al menos a la Máxima Casa de Estudios para que lo metieran a una carrera acorde al siglo XX, y luego en pleno siglo XXI, en una de tantas crisis económicas provocadas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, hasta le hubieran dado su matrícula de débito Santander, para que depositara sus ahorros yucamexicanos en un buen banco español que no asesina a nadie.
Pobrecito de Montejo, mala vibra porque no le tocó buena vibra, y no pudo leer teoría porque, no sabía leer.
Ahora todos cantemos juntos al ritmo de la música que más les guste
Siiiiiiiiiiii moonteeeejooooooooo hubieraaaa conocidoooo looooos estudioooosss sobre la otredaaaaaaaaaaaaad
Siiiiiiiiiiii moonteeeejooooooooo hubieraaaa conocidoooo looooos estudioooosss sobre la diveeeeeerrsiiidaaaaaaaaaaaad y loalternativo y looobaaaandaaaaa y la bueeeenaaaa vibraaaaaaaaaaaaa y muchos estudios mássss allaaaaaaaaaa AAAAAA!!!!! AAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Yyyy si en veeeeeeeez de aseeeesinaaaaaaaar los hubieras dejadooooo nada máaaaaaaaas en la miseriaaaa por milloooneeeeeeeeess cooomoooahoraaaaaa
Montejoooo veeen acáaaaa vaaaaaamosss a hacer un círculoooo de estuuudioooossss Montejoooo vaaamoooos a veeer un documeeentaaaaal sobre derechos humaaanoooossss
Montejoooo ven acáaaa como no sabeeees leer cómo es la humanidad te lo vamos a leer nosooooo oh! Trooosss!!!!
Mooonteeeejooooooo ya aa eeentendiiiiisteeeee??? Qué es eso que saleee de tuuusss ojitooosss!!!?? Oooohh!!! Oooooh!!!!! OOOOOOOOH!!!!!!!!!
(es una lagrimita por si no se lo pudieron imaginar y montejo canta:)

AAH MAAAAAL PAAARIDAAAAA MAADREEEE PAAAATRIAAAAAA
MALDITA REINA ISABEL HIJA DEL ANTICRISTO LUZBEL!!!!
OOOOOSSSS VAAAIISSSSS AAA DAAAAAR POOOORRRR EEEEL CUUUUULOOOOOOO SUCIA! VIRRRGEEEEEEN MALA! MAAAADREEEEEEE DEEEL JEEEEEEEEESSUU UH! UUUUUSSHH!!!
QUÉ ME HABÉEEISSS HECHOOO HACEEEEERRR????????
ALEJADSEEE DE MÍIIIII MAAAAAALDITAAAAAAAAAAS AAAAARMAAAAAAAAAAS DEL EEESTAAADOOOOO YO NO PAGUEEEEE IMPUEEEEEEESSSTOOOOSS PAAARAAAAA MAAAAAAAAATAAAAAAAAARRRRRR FAAAAMILIAAAAAAASSS EEEEEEEN REEEETEEEEEEENEEEEEEEEEEESSSS!!!!!!!!!
YA NO SOYYYY NOOOOOOOO…..
YAAAAAAA NOOO SOOOOOOOOOOYY (lojuroporSevilla)…….
CON QUIIIISSS TAAAAAAA DOOOOOOOORRRRRR

(montejo y todos cantan)
Vayamosrápidopasemoslaconquistalaindependencia lareformalaguerradecastaslarevoluciónel68elzapatismolaguerracontraelnarco
vamos corramos hasta llegar a hooooooy! Y abriré mi grupooooo en facebook por los que decimossssssss:
AAH MAAAAAL PAAARIDAAAAA MAADREEEE PAAAATRIAAAAAA
MALDITA REINA ISABEL HIJA DEL ANTICRISTO LUZBEL!!!!
OOOOOSSSS VAAAIISSSSS AAA DAAAAAR POOOORRRR EEEEL CUUUUULOOOOOOO SUCIA! VIRRRGEEEEEEN MALA! MAAAADREEEEEEE DEEEL JEEEEEEEEESSUU UH! UUUUUSSHH!!!
QUÉ ME HABÉEEISSS HECHOOO HACEEEEERRR????????
ALEJADSEEE DE MÍIIIII MAAAAAALDITAAAAAAAAAAS AAAAARMAAAAAAAAAAS DEL EEESTAAADOOOOO YO NO PAGUEEEEE IMPUEEEEEEESSSTOOOOSS PAAARAAAAA MAAAAAAAAATAAAAAAAAARRRRRR FAAAAMILIAAAAAAASSS EEEEEEEN REEEETEEEEEEENEEEEEEEEEEESSSS!!!!!!!!!
YA NO SOYYYY NOOOOOOOO…..
YAAAAAAA NOOO SOOOYY NOOOOOOOU SEÑOUR!…….
CON QUIIIISSS TAAAAAAA
DOOOOOOOOORRR!!!!! DOOOOOOOOOOOOOOR!!!!!!!!!!! DOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHOOOOOOOOOOOOOOOHOOOOOOOOOOHOOOOR!
DOR!

Canción: si francisco de montejo tuviera matrícula de débito santander
Compositor: Camilo Solís

ECOLOGÍA


OTRO INFORME

Por: Miguel Angel Ricci Antón*

En épocas de informes, habrá que insistir en informar de la gravedad de los fenómenos desencadenados por el modo en que hasta ahora hemos concebido y construido sociedad, manejado los recursos naturales, distribuido los logros sociales y las maneras en que nos desentendemos del degradado mundo que dejamos atrás.
Hasta minutos antes del hundimiento del Titanic, mientras la inclinación de la cubierta lo permitía, se escuchaban los acordes melodiosos de una música concebida en otros momentos y para otros fines. Estas no-correspondencias han sido especuladas en el debate social y político y algunos perciben en ellas hasta valentía y altruismo. Otros pura necedad, negación autodefensiva o malsana inercia. Como la presencia de los gurkhas en las islas Malvinas en 1982. Rémoras de otros tiempos que se resisten a desaparecer a pesar de dudosas eficacias.
Las crisis sirven, o debieran servir, para sacudir las telarañas que la mente humana se apresura a entretejer en el camino de justificar o explicarse su papel en el complejo dinamismo de una realidad imposible de ignorar, pero también, imposible de aprehender en todas sus dimensiones. Solo el debate social más extenso podrá aportar los muchos matices, ángulos y aspectos de aquella complejidad y, si acaso, arribar a un cuadro de situación estable sólo por un rato.
Un cuadro de situación semejante, podría estar constituido por las innumerables aportaciones de investigadores, científicos, polemistas, activistas, estadistas que desde centros de estudios y difusión y de eventos internacionales han señalado que las múltiples reacciones de la naturaleza a nuestro actuar constituyen el más acuciante problema del siglo XXI. Millones y millones de personas alrededor del mundo y desde hace ya varias décadas, subrayan la necesidad de escapar de la pobreza sin degradar al planeta. Y que éste problema, con todas sus facetas, es de creación humana por insistir in absurdum en conservar un pensamiento acerca de un modo de producir y consumir probadamente degradante y alterante de las condiciones que nos dieron vida.
Sin embargo, en esta época de informes, y a pesar de cercanos derrames petroleros récord, de cercanos encuentros mundiales sobre cambio climático, de otros informes que insinúan la gravedad de lo que nos espera, seguimos, como en el Titanic, tocando el vals que no podremos ya nunca más bailar. Creando la ilusión de que no nos hundimos. Malgastando recursos haciendo malecones que durarán un suspiro, moviendo arena como si nosotros determináramos la línea de costa, o afirmando que son los automóviles quienes dan vida a la ciudad cuando, en verdad, generan muerte y enfermedad.
Hoy cuando la visión de largo plazo debiera traducirse en acción política inmediata vemos, por el contrario, a la visión del plazo corto, políticamente especulativo, regodearse en el ignorar que nos hundimos. O más precisamente, el mar sube. Una nueva oportunidad para levantar la vista y anteponer el todo a la parte, se malogra en la siempre embriagadora adulación del yo invito.
El calentamiento global ya está en marcha
Las causas son, entre otros, los impactos humanos sobre el territorio (cambios de usos del suelo) y la quema de combustibles fósiles. Hasta 1995 aún se discutía sobre los ritmos del proceso y sobre si la fase de calentamiento más rápido ya se había iniciado o no. Sin embargo un momento decisivo llegó en 1995. A finales de ese año, los científicos del IPCCi, reunidos en Nueva York en septiembre, en Madrid en noviembre y en Roma en diciembre, dieron finalmente por cierto el comienzo del calentamiento inducido por la actividad humana.ii
El secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Michel Jarraud, anunció el 23 de diciembre de 2007, en la Cumbre del Clima de Bali, que el decenio 1998-2007 ha sido el más cálido que ha conocido el planeta desde que existen registros. Aún así, seguimos insistiendo en posponer las medidas que pudieran ayudarnos a mitigar las inevitables consecuencias negativas.
Crece el ritmo de aumento de las emisiones de CO²
En los años sesenta del siglo XX, el dióxido de carbono aumentó a un ritmo medio de 0’84 partes por millón (ppm) al año. En los setenta, a 1’26. En los ochenta, a 1’59. En los noventa, a 1’50. Desde el año 2000, a 2’01 partes por millón. En 2007 se superaron las 387 ppm. Para comparar, en los últimos 650.000 años las concentraciones en la atmósfera oscilaron entre 180 y 300 ppm. Así que ahora estamos casi un 30% por encima del mayor nivel desde hace más de medio millón de añosiii.
Una catástrofe climática en marcha
Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en su Cuarto Informe de Evaluación, febrero de 2007, la temperatura global se incrementará entre 1,8 y 6,4 grados centígrados hasta el año 2100, con respecto a aquellos niveles preindustriales, con la mejor estimación en torno a 3 ºC, ¡lo que es enorme! El límite para el “cambio climático peligroso” lo sitúan en unos 2ºC. La diferencia entre el promedio de temperaturas en el último milenio, y la edad del hielo que finalizó hace unos 12.000 años, es de sólo 3ºC.
Y, en ese mismo periodo, hasta el 2100, el nivel del mar podría subir más de medio metro suponiendo, lo que resulta cada vez más improbable, que no se desestabilicen las grandes masas de hielo de Groenlandia y la Antártida. En tal caso estaríamos hablando de subidas de 6 metros, de 15 metros. El Ártico está perdiendo casi el 8% de su hielo por decenio.
Dentro de treinta años puede que miremos atrás y veamos el lunes 16 de septiembre de 2007 como el día en que el Ártico alcanzó el crítico punto del no retorno: tan lejos llegó el deshielo que ya no pudo recuperarse. Ese día el casquete se redujo a su mínimo histórico con una superficie de 4,13 millones de kilómetros cuadrados, como dos veces México. Puede parecer mucho, pero es una reducción de 1,19 millones de kilómetros respecto al mínimo del 20 de septiembre de 2005iv.
Aquel cuarto informe de evaluación del IPCC, cuya primera parte se difundió en febrero de 2007, previó una subida del nivel del mar entre 19 y 58 cm para el 2100, suponiendo que no haya pérdidas masivas de hielo en los polos. Pero la cuestión es que, si se funden los hielos de Groenlandia, el nivel del mar subiría no unos centímetros, sino probablemente siete metros. Y si se funden los hielos de la Antártida el panorama aún sería mucho peor, con subidas de varias decenas de metrosv.
Localmente el Dr. Capurro seguirá gritando “toda la península es costa” y las influencias “científicas” en la política gubernamental le responderán “utilizamos concreto poroso en el nuevo malecón internacional”, lo cual constituirá un recuerdo jocoso cuando el malecón quede “porosamente” debajo del nivel del mar según lo anticipan los expertos del IPCC. Mientras tanto los que saben siguen advirtiendo que “una fusión glacial acelerada y cambios de gran calado en el nivel del mar no deberían considerarse posibilidades hipotéticas, sino acontecimientos probables.”vi ¡O sea, tendremos, por fin, puerto de altura! Aunque podríamos habernos ahorrado unos buenos pesos de no haber sido tan impacientes.
Y en ninguno de los rubros más importante, ni en la merma de producción de gases de efecto invernadero, sacando localmente automóviles de circulación, ni en las políticas de planificación que relocalicen las actividades costeras de acuerdo a los tiempos que se vienen, informó el informe o propuso algo. Estamos sí, por supuesto, obligados a combatir las desigualdades que dejamos crecer hasta el día de hoy, pero no como consuelo ante la inevitable catástrofe, sino como alternativa positiva que sea capaz de crear un mundo que nunca más genere riqueza a costa de destrucción de naturaleza y extensión de pobreza humana.


*Arquitecto y Ecólogo Humano
Miembro activo del Foro por la Defensa de nuestros Ecosistemas Peninsulares


i Comisión Intergubernamental sobre el Cambio Climático
ii IPCC: The Science of Climate Change, Cambridge University Press 1996
iii NOAA 2007
iv Mark Serreze, investigador principal del Instituto Nacional del Hielo de Estados Unidos
v Kerr, R. (2006): “A worrying trend of less ice, higher seas”. Science vol. 311, 24 de marzo de 2006, p. 1698-1701. Véase también Flannery, Tim (2006): La amenaza del cambio climático. Historia y futuro, Taurus, Madrid 2006.
vi Kennedy, D./ Hanson, B. (2006): “Ice and history”, Science vol. 311, 24 de marzo de 2006, p. 1673.

¡¿APRECIACIONES CRITICAS?!

Cursilerías oníricas

Por Rigel Solís Rodríguez

#
La conferencia del rock terminó y la bola de aplausos de volada cayó en el recinto de la feria de Xmatkuil. Los conferencistas habían dado cátedra sobre la historia, alcances, géneros, subgéneros, íconos, leyendas y montón de curiosidades y etcéteras. Yo me clavé unas fotocopias que un bato utilizó para tratar ciertos temas.
Me fui de la sala y mientras doblaba una esquina la vi conversando con sus amigas en las gradas de un tablado. Con tetas de secundaria lucía mucho más hermosa que cualquier princesa de Disney. Seguí de largo pero casi de inmediato di media vuelta para descubrir que sonriendo venía hacia mí. Holas y un besito de piquito me hicieron rodar de placer.
Las amigas desaparecieron y nos sentamos en una grada. Su dulce voz terminó de cautivarme y noté que con la vista seguía los movimientos de mis manos que sin querer estrujaban las fotostáticas. Cuando dije “mira” extendí las hojas de tamaño carta y dibujos infantiles asomaron coloreados de anarquistas y crayoleros trazos.
#
No sé por qué iba yo en esa motocicleta en la parte trasera, sin casco ni temor. El cielo amenazaba y no tenía encima ni medio nylon. No sé por qué la prisa de mi amigo conductor, pero al poco un policía motorizado nos hizo detener sobre Avenida Itzáes, donde nace la Canek. Quité pies de los estribos y descansé el compás en el pavimento.
Ella ofrecía periódicos desde el camellón a conductores. ¡Pero qué voceadora más hermosa y tan sabrosa! – pensé. Más ¿por qué la miro en todas partes? era la pregunta correcta mientras el sol resquebrajaba mi cabeza. “Yucatán, De peso, Por Esto! La i”. Bastó encontrar su mirada para irme en un suspiro.
Desmonté mi caballo y a diestra y siniestra repartí espadazos a treinta y cuarenta. Partes mutiladas volaron entre la lluvia y charcos de sangre y lodo rebasaron mis tobillos, cabezas cercenadas aparecieron en la primera plana que agitaba en mi cara de pendejo. Pedí un granizado de crema morisca y en la escarpa me senté a chuparlo.
#
Un bastón de palo de escoba sostiene al viejo sucio y raído, quien lleva un tiznado y maloliente sabucán al hombro y una lata de sopa Cambells para recolectar monedas en el camión que llevarme hace a Pacabtún. El corcovado anciano ubica su lugar y se sienta justo tras de mí en el fondo del transporte público urbano.
A medio camino, ahí por La Esperanza, Britney Spears, o al menos su enorme sonrisa, mirando el horizonte por la ventanilla aprieta mi mano y ordena me separe de sí antes que el homicida suba con su cuerno de chivo en la siguiente parada. Mi corazón se acelera y va más duro que el camión mientras un poema de Adriana Díaz me hace una puñeta.
La amenaza no sube, ni nos descubre con sudor en las manos, ni nos dispara, en cambio, la güera me acaricia con labios de caramelo y aliento de café, mientras el pordiosero se levanta y camina hacia el descenso delantero repartiendo monedas a los pasajeros, tras él pasa el monaguillo y su charola se llena de bolsitas de látex con un nudo en la garganta.
#
La lluvia cayó encabronada sobre los altares de la plaza grande aquel día de muertos. Ella me besaba entre dulce y salado en cada pausa de nuestro juego de charco en charco mientras el semáforo daba viaje a la Combi que levantó la ola que nos pringó las caras. De pronto se puso seria y me gritó que no me dirigiría la palabra ni una vez más.
La lluvia se puso amarga y espesa. Por los televisores de una tienda vi a Romario y Bebeto levantar la copa del campeonato mundial de futbol y ella, como si nada, me dio la espalda y se marchó. Caminé poco y portadas literarias detrás de un vidrio me sirvieron de pretexto para esconder la mirada y burbujas que subían reventaron en mi desdichada facha.
La lluvia siguió sonando y dibujó su bella figura y todo lo demás en la lejanía. De la mochila saqué audífonos que coloqué a mis orejas y mis dedos chuchules buscaron temblorosos el botón de play de aquel mi walkman amarillo. En tanto peatones aplaudían y conductores claxoneaban, el llanto de guitarra en un funeral me machacó.
#
La película estuvo de película. Lindsay Lohan, como cyborg lesbo gothic punk woman, y Alicia Machado, como ninja pussycat erotic femme fatale, en thriller policiaco noir cómico épico de matanza, porno y acción, me dejaron todo tarado y como zombie salí del multicinema de la Gran Plaza para directo clavarme en la tienda de discos.
Novedades, ofertas, pop, metal, punk, alternativo, progresivo, jazz, clásico, world music, video clipes, concierto, cine de arte y nacional. Miraba y remiraba y escogía y desescogía mientras la Symphony of Destruction en el ambiente retumbaba. Fui por pasillos tomando y soltando piezas por doquier, mirando y leyendo carátulas y contracarátulas.
De pronto volteé, la miré aproximarse cual Olivia Hussey en papel de Julieta de la adaptación fílmica de Zeffirelli del clásico de Shakespeare y se agitó mi corazón y se paralizó mi cuerpo y, al mudo saludo de hola y qué tal, de mis manos cayó la docena de rosas rojas y ella me ofreció un cidí en cuya cara pude leer la palabra “Amador”.

ECOLOGÍA

El boom de la tecnología de la radiación y la necesidad de un control estricto e independiente de las radiaciones ionizantes (2da. parte)

Foro por la Defensa de Nuestros Ecosistemas Peninsulares

Nada peor que la arrogancia. Los seres humanos perdonan muchas actitudes negativas, pero pocos toleran la arrogancia; la mayoría la considera nefasta y abominable. Las ciencias no son arrogantes. Son las personas las que inyectan soberbia y las que la empoderan. Muchas áreas del conocimiento sufren esa enfermedad. Cuando se trata de la medicina, el dilema es más grave, pues su leitmotiv son los seres humanos, muchas veces enfermos y lábiles. Arnoldo Kraus

Un artículo del New York Times del 26 de enero de 2010 describe las consecuencias negativas de introducir en hospitales y clínicas tecnología de punta sin el conjunto de medidas que garanticen la seguridad a los pacientes. Muy descriptivamente muestra el artículo las aberraciones existentes en EEUU sobre las cuales nosotros estábamos sólo advirtiendo en relación a nuestro medio local en tanto el boom de los aceleradores lineales, como el periódico lo denomina, ha llegado hasta aquí.
Treinta y seis pacientes con cáncer fueron sobre radiados en un hospital de veteranos en East Orange, Nueva Jersey y 20 más recibieron un tratamiento deficiente por medio de un equipo médico que carecía de experiencia en el uso de una máquina que genera haces de alta potencia de radiación: un acelerador lineal. Los errores, que no se habían informado al público, continuaron durante varios meses porque el hospital no tenía un sistema para detectar los errores. Lorena Raymond, una radioterapeuta, planteó su inquietud acerca de la sobre radiación en el tratamiento del paciente Federico Stein en un hospital de Asuntos de Veteranos en Nueva Jersey en 2006 y fue despedida. Federico Stein murió en 2008. (NYT 26 enero 2010)
En Luisiana, Landreaux A. Donaldson, mientras estaba bajo tratamiento para el cáncer de próstata, recibió 38 sobredosis seguidas de radiación, cada una de ellas de casi el doble de la cantidad recetada. El paciente fue tratado con una máquina tan nueva, que el hospital cometió un error, incluso con los instructores del equipo aún en el sitio. (NYT 26 enero 2010)
En Texas, George Garst ahora lleva dos bolsas externas, una para la orina y otra para la materia fecal, a causa de las lesiones sufridas por radiación severa que recibió por parte de un médico físico que dijo que por exceso de trabajo no pudo detectar el error. La sobredosis no se informó a las autoridades porque las normas no lo requieren. (NYT 26 enero 2010)
Estos errores y la incapacidad de los hospitales estadounidenses para identificarlos rápidamente, ofrecen una visión sobre la vulnerabilidad de los pacientes y las escasas disposiciones jurídicas y administrativas para protegerlos en una sociedad cada vez más afín a los negocios y más alejada de la ética. Algo sobre lo cual el Foro con esta serie de artículos pretende advertir para que no repitamos tan funesta experiencia en nuestro medio y se hagan las cosas como corresponde. Como expresamos en nuestro anterior artículo esta forma de producir y consumir enferma y la más inteligente respuesta a esto por parte del statu quo es introducir artefactos cada vez más complejos y riesgosos, controlados por ordenadores. Estos cambios fundamentales en la radiación médica, tienen por finalidad, en principio, ofrecer una mayor dosis de radiación en menos tiempo y supuestamente con mayor precisión que nunca antes. Pues muchos hospitales no están en condiciones de operar con responsabilidad esta tecnología, ni siquiera en el primer mundo, lo cual nos pone en guardia al introducirse esta riesgosa tecnología en nuestro medio.
Los nuevos equipos pueden ser presentados como un innegable” éxito” en el diagnóstico y la lucha contra el cáncer (dado la inexistente voluntad de detener los procesos socio-económicos que enferman). Pero la tecnología introduce sus propios riesgos. Ha creado nuevas vías para el error tanto en el plano del software (programas) como en la operación de la máquina propiamente dicha, y además esos errores se han vuelto más difíciles de detectar. Un solo error inserto en un plan computarizado del tratamiento puede repetirse en las sucesivas sesiones de radiación múltiples.
Muchos de estos errores podrían haber sido evitados de haberse seguido los protocolos básicos y el doble chequeo. Pero también hay una conciencia cada vez mayor, entre aquellos que trabajan con esta nueva tecnología, de que algunos procedimientos y protocolos de seguridad se desactualizan con rapidez. Las sociedades científicas no han sido capaces de mantenerse al día con el rápido ritmo de las mejoras técnicas, dice Jeffrey F. Williamson, profesor de oncología de radiación, que encabeza la división de física médica en el Centro Massey de Cáncer en la Universidad Commonwealth Virginia de Richmond.
El macabro fetichismo tecnológico
De acuerdo a los informes de accidentes y a los médicos físicos, que instalan y controlan los dispositivos radiológicos, los hospitales, deseosos de incorporar esta costosa y riesgosa tecnología se quedan rezagados con el apoyo financiero necesario para operar los sofisticados dispositivos de seguridad. El fetichismo de la máquina deja de lado un conjunto de medidas que necesariamente deben acompañar su adquisición y que deberían desplegarse antes de la compra del equipo. Los fabricantes venden máquinas antes de que todos los errores del software se identifiquen y se eliminen y, como el mercado legitima esta actitud surge irremediablemente las preguntas ¿quién protege a los pacientes? ¿quién protege el medio ambiente? ¿cuáles son los planes de protección ante accidentes? ¿dónde es mejor ubicar esta riesgosa tecnología en el centro de las ciudades o en las afueras? ¿bajo qué reglamentaciones?
En una conferencia de 2007 sobre la seguridad de la radiación, físicos médicos fueron tan lejos como para afirmar que la oncología de radiación estaba frente a una crisis. La brecha entre la tecnología que avanza y hojas de protocolos de seguridad obsoletas deja a los físicos y los oncólogos de radiación sin una estrategia clara para el mantenimiento de la calidad y la seguridad del tratamiento al paciente.
El gobierno, supuesto regulador, se ha tardado en responder ante este fenómeno lo cual no es extraño desde una visión que privilegia los negocios. En EEUU los accidentes de radiación son crónicamente sub notificados. Y el mosaico de leyes para proteger a los pacientes de daños siguen siendo débiles, se aplican de forma desigual o simplemente no se aplican. Todo lo cual crea un ambiente donde la nueva tecnología ha dejado en el camino la práctica de la supervisión y a los pacientes indefensos como conejillos de indias. Aquellos hospitales que violan las normas de seguridad, lesionan a pacientes y no notifican errores, no enfrentan algún tipo de castigo. La continuidad de la educación de los médicos se desarrolla a regañadientes sobre la impunidad de una dictadura profesional que debe ser erradicada. La similitud con México puede no ser puramente casual.
En este mercado, no regulado en gran medida en EEUU pero también en México y en Yucatán, los fabricantes compiten para ofrecer lo último en tecnología. Con sólo un rápido y burocrático vistazo por parte del gobierno, los hospitales adquieren los equipos más nuevos para atraer a más pacientes y tratarlos con mayor rapidez. Los vendedores están vendiendo a cualquiera, dijo Eric E. Klein, un médico físico y profesor de oncología de radiación de la Universidad Washington en St. Louis. Las nuevas tecnologías están entrando en las clínicas sin que la gente que toma decisiones piense a través del Paso 1 al Paso 112 para asegurarse de que todo va a estar bien hecho. Desde el Foro exigimos a quien corresponda que esto no suceda en Yucatán y para ello debemos abrir el debate.
Los incidentes no sólo ponen de relieve el peligro de poner demasiada confianza en las computadoras, también se plantean cuestiones sobre la formación y supervisión de los físicos médicos y de los radioterapeutas. Esperemos que dentro del cuerpo médico local aparezcan personas como Lorena Raymond una valiente terapeuta que se negó a callar las tropelías en un hospital de New Jerseyi.
Nos oponemos a que nuestras autoridades locales simplemente imiten estas funestas prácticas de EEUU. A pesar del papel fundamental de los médicos físicos a la hora de garantizar la seguridad del paciente ¡no requieren licencia o registro por lo menos en 16 estados de EEUU y el Distrito de Columbia! Los Estados pueden ser o muy difíciles o muy laxos, dijo el Dr. Paul E. Wallner, director de la Junta Americana de Radiología. El estado de Yucatán debe ser estrictísimo en toda la cadena de procesos ligados con esta actividad, decimos nosotros.
En ocho estados de USA se permiten a los técnicos realizar imágenes médicas que no sean mamografías sin credenciales o sus requerimientos educativosii. En nuestro anterior artículo expresábamos las carencias nacionales y estatales a este respecto, la necesidad de capacitar antes de operar las máquinas y de crear organismos de supervisión independientes de hospitales y corporaciones médicasiii.
Un servicio estadounidense de pruebas nacionales ha descubierto recientemente las variaciones excesivas de las dosis entregadas hasta ahora por una forma común de radiación generada por equipos de radioterapia de intensidad modulada o IMRT. Para ayudar a las instituciones a lograr una mayor coherencia, una asociación de médicos físicos IMRT, ha expedido allí nuevas directrices en noviembre. Los problemas se extienden también a los equipos utilizados para diagnosticar la enfermedad.
Controles y errores
Cuando los inspectores del Centro de Física Radiológica, un servicio de supervisión financiado por el Gobierno Federal de EEUU, llegaron al Centro de Cáncer de Moffitt en Tampa, FLA., en el año 2005, descubrieron algo alarmante: una máquina descalibrada había sobre radiado con más del 50% de la dosis a 77 pacientes con cáncer en el cerebro en 2004 y 2005. Un nuevo acelerador lineal había sido instalado incorrectamente, y los controles de rutina del hospital no pudieron detectar el error porque ellos simplemente confirmaban la configuración que no había cambiado desde el primer día. Pruebas de este Centro han demostrado que las imprecisiones en la entrega de los equipos de generación de radiación no son infrecuentes.
El grupo del Dr. Ibbott también informó en 2008, que entre los hospitales que son puestos a prueba con simulaciones clínicas, casi un 30% falló en irradiar con precisión un objeto, denominado fantasma, que imitaba la cabeza humana y el cuello. Esto aún cuando todos los hospitales estaban usando tecnología I.M.R.T., que conforma y varía la intensidad de los rayos de radiación para, con mayor precisión, atacar el tumor salvando tejido sano de ser radiado. Esta es una estadística de pruebas desalentadora, especialmente teniendo en cuenta que la prueba es una muestra de aquellas instituciones que se sienten lo suficientemente confiadas en su proceso de planificación y prestación de I.M.R.T. para presentarse a la acreditación y presumiblemente aprobarla.
El informe del grupo, publicado en noviembre, dijo que la tasa de fracaso sugiere fuertemente que algunas clínicas no habían actuado adecuadamente en las pruebas iniciales para asegurarse de que su equipo estuviera correctamente configurado.
Errores como el del hospital en Moffitt y otros errores que hemos detectado en otras instalaciones, serían mucho menos probables que se hubieran producido si, cada vez que se instalara un nuevo equipo de terapia de radiación, hubiera algún tipo de verificación independiente, dijo el Dr. Ibbott en una entrevista el año pasado. Si nosotros hubiéramos ido a Moffitt hace ocho meses atrás, quizás ninguno de aquellos pacientes hubieran recibido la sobredosis. Otro conjunto de pruebas desde 2000 a 2008 encontró que del 15% al 20% de los hospitales usando aceleradores lineales en ensayos clínicos tenían al menos un haz de radiación fuera del intervalo aceptable. Aunque el servicio de prueba del Dr. Ibbott puede ayudar a las clínicas a mejorar el rendimiento de sus aceleradores lineales si se adhieren al programa de pruebas-ensayos clínicas, hay lugares que no hacen uso del servicio: Supongo que no quieren a alguien que los supervise por alguna razón, dijo el Dr. Ibbott.
Si usted irradia a una persona mal, no hay repetición: usted no puede decir, perdone y olvidémonos de este asunto que en el próximo intento lo corregiremos dijo George X. Ding, un médico físico en el centro de Vanderbilt para Radiation Oncológica en Nashville. No es como hacer una medición de un fantasma o imagen, salió mal y lo haces de nuevo.
La industria vende, los pacientes sufren
El otoño pasado, en la gran sala de exposiciones en el McCormick Place de Chicago, docenas de empresas de todo el mundo mostraban sus últimas armas radiológicas en la guerra contra el cáncer.
Éste es nuestro más reciente acelerador lineal, decía Hans-Jörg Freyer de Siemens Healthcare, de pie frente al modelo Artiste de su empresa, que combina imágenes con la terapia. Sofisticado, pero fácil de usar, es capaz de tratar a 80 pacientes al día, afirmó el Sr. Freyer.
Dee Mathieson, de la compañía sueca Elekta, dijo que la tecnología de imagen mejoraba la exactitud del acelerador lineal. Lo que ha cambiado es el software que le permite dar rienda suelta a algunas de estas nuevas técnicas, dijo la Sra. Mathieson.
Durante las últimas dos décadas, la industria ha desarrollado generaciones de máquinas, cada una diseñadas para atacar más precisamente a los tumores, lo que permite supuestamente a los médicos administrar dosis más altas de radiación con menos riesgo para el tejido sano.
Los aceleradores lineales comenzaron alguna vez a utilizar rayos radiactivos toscamente, en forma de bloques o rectángulos. Dado que los tumores no crecen en líneas rectas, el tejido sano era irradiado junto con el tejido cancerígeno. Para minimizar los daños colaterales, los técnicos insertaban entonces, manualmente, bloques y filtros. Una tarea tomada hoy por las computadoras.
Las computadoras finalmente fueron capaces de producir imágenes tridimensionales de tumores. Un adelanto importante. Y los aceleradores lineales comenzaron a utilizar software que moldeaban exactamente los contornos para ajustarse a la forma del tumor. El siguiente paso de la tecnología I.M.R.T., permitió a los médicos adaptar de forma más precisa la forma y la intensidad de los haces. La última generación de máquinas, que fueron expuestas en el McCormick Place, incorporaba sofisticadas imágenes. 
La FDA alabó estos avances, y con mucha superficialidad, afirmó que sólo extendieron la tecnología existente. Pero hay voces disidentes. Es mucho más que eso, dice el Dr. Deye, del Instituto Nacional del Cáncer. Las cuestiones relativas a las tecnologías avanzadas son mucho más profundas. Incluso si los dispositivos funcionaran como se pretendía, los hospitales enfrentan una pronunciada curva de aprendizaje. Las terapias se vuelven más complejas, hay más para comprobar, a veces demasiado, sostienen algunos médicos físicos.

Cuando se superan ciertos niveles de complejidad, no hay suficiente tiempo y no hay suficientes recursos para comprobar el comportamiento de un dispositivo complicado para cada tipo posible, concebible de situación, dijo el Dr. Williamson, el médico físico de Virginia.
Como la persona más responsable a la hora de garantizar que una dosis de radiación óptima se entregue de forma segura, el médico físico debe asegurarse de que las nuevas máquinas estén configuradas correctamente; que se lleven a cabo diariamente los controles de calentamiento, junto con las más extensas evaluaciones mensuales y anuales y que los tratamientos individuales sean administrados como se prescriben.
Las computadoras sólo pueden proporcionar un poco ayuda. En el pasado, comprobaban la labor de los radioterapeutas, pero ahora son los terapeutas quienes deben comprobar las computadoras, dijo Howard I. Amols, jefe de la clínica física en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center en Nueva York. La responsabilidad para hacer desde el primer día todo correctamente, es mucho más grande e importante de lo que solía ser. Todavía estamos lidiando en cómo lo hacemos. Los equipos son mejores en la comprobación de los seres humanos que los que los seres humanos son en la comprobación de las computadoras.
Los hospitales agravan el problema cuando compran nueva tecnología sin habilitar a los empleados necesarios para utilizarla de forma segura, de acuerdo con un informe emitido en una Conferencia de 2007 patrocinada por dos asociaciones radiológicas y el Instituto Nacional del Cáncer. Al mismo tiempo, los hospitales se quejan de que los fabricantes a veces liberan nuevos equipos con un software mal diseñado, que contiene defectos o carece de funciones a prueba de fallos. Por ejemplo, el corporativo Médico de Física del Noroeste en Everett, Washington, tuvo que emitir siete parches de software para corregir sus tratamientos de radiación guiados por imagen, según una carta de advertencia de diciembre del 2007 de la FDA. Los hospitales informaron que el viciado software de la compañía había inducido a varios pacientes de cáncer a recibir un tratamiento incorrecto.
En otro caso, un centro médico informó a los funcionarios federales en 2008 que el software de Philips Healthcare para la planificación de tratamiento venía con una configuración oscura y un defecto automático que causó a un paciente con cáncer de amígdalas el ser irradiado erróneamente 31 veces en el nervio óptico. El valor erróneo se produjo sin el conocimiento del médico o de los técnicos de acuerdo con registros de la FDA. Sin embargo, posteriormente, Peter Reimer de Philips Healthcare declara que su software funcionó como previsto y que el error fue causado por el operador. ¿Y mientras tanto quién se responsabiliza de los pacientes? Mucho antes de la introducción mecánica de semejantes tecnologías en nuestro medio las autoridades sanitarias basadas en estas experiencias deben garantizar el perfecto funcionamiento de todos los aspectos relacionados con esta tecnología de alto riesgo.
El manejo de la radiación
El año pasado (2009), funcionarios de salud en ocho Estados enviaron una carta al Congreso pidiendo una forma más racional de regular la radiación. No hay ningún programa nacional encargado de la protección de los ciudadanos respecto de todas las fuentes de radiación", afirmaron en la carta.
Kirksey Whatley, director de la Oficina de Control de Radiación de Alabama, dijo que los materiales radiactivos, que son supervisadas por el N.R.C., recibieron la mayor parte de la atención del Gobierno, mientras que la mucho más común máquina generadora de radiación fue desregulada en gran parte por el Gobierno federal.
Trece Estados, incluyendo California, no requieren que los errores que involucran a aceleradores lineales se informe a los funcionarios de salud del Estado. Texas requiere que se notifiquen, pero no aplica su autoridad para castigar a nadie. Nueva York multa rara vez a unidades de radioterapia por su escaso estándar, mientras que en Florida se hace con mayor frecuencia. Parte del problema es que los hospitales escatiman garantías de calidad porque, dependiendo del Estado, es voluntario el cumplir con estos estándares.
Jared W. Thompson, un funcionario de radiación de Arkansas, dijo que él está principalmente preocupado por los diagnósticos de radiación. No hay límites acerca de lo que puede hacerse, cómo se puede utilizar, y cuándo se considera inseguro, dijo el Sr. Thompson.
No existen garantías, dijo el Sr. Whatley, aún si los dispositivos radiológicos han sido inspeccionados y sus operadores están adecuadamente entrenados y calificados, aún así, dependiendo del Estado, añadió, usted puede obtener de dos a tres veces más de la radiación que se necesita e incluso cuando se producen las sobredosis, los médicos son reacios a divulgarlas públicamente.
La radiooncología es una disciplina científica que se ocupa del manejo del paciente con cáncer por medio de la radioterapia, sola o combinada con otras modalidades de tratamiento, investiga sus bases biológicas y físicas y entrena y prepara profesionales en esta área. La radioterapia es una modalidad clínica que tiene que ver con el empleo de las radiaciones ionizantes en el tratamiento de los pacientes con neoplasias malignas, y excepcionalmente, en algunas patologías no cancerosas. El propósito de ella es llevar una dosis precisa y medida a un determinado volumen tumoral con el mínimo de daño a los tejidos sanos que lo rodean, y como resultado, conseguir la erradicación del tumor, con una alta calidad de vida, y prolongación del intervalo libre de enfermedad y prolongación de la sobrevida.
Aproximadamente del 60 % de los pacientes que padecen cáncer reciben tratamiento radiante en el curso de su enfermedad, y los mismos tienen derechos: el derecho a ser tratados como seres humanos, independientemente de edad, sexo, raza, credos políticos, religión, etc., el derecho a recibir información detallada acerca de su enfermedad, diagnóstico, tratamiento, complicaciones y pronóstico, el derecho a la privacidad, el derecho a ser objeto o no, a actividades de educación e investigaciones y el derecho a rehusar un tratamiento. El discurso bioético conlleva no solo los derechos del paciente, sino que forman parte del mismo: la evaluación de la tecnología a emplear, el control de calidad en equipos y tratamientos radiantes, la alta calificación técnica del personal médico y paramédico, la selección rigurosa de la táctica y estrategia de tratamiento a emplear, la cuidadosa planificación de los tratamientos, la formación de nuevo personal, la investigación continuada, la adecuada protección de las radiaciones y la cobertura óptima de equipamiento para tratamientos. Sin el despliegue de todas estas facetas difícilmente podamos hablar de ética. (Continuará)
Miguel Angel Ricci Antón – Arquitecto y Ecólogo Humano
Miembro activo del Foro por la Defensa de Nuestros Ecosistemas Peninsulares


i Federico Stein, un veterano del ejército, de Nueva Jersey, ya estaba sufriendo de un retraso en el diagnóstico de su cáncer de laringe cuando comenzó tratamientos de radiación a fines de septiembre de 2006 en el Veterans Affairs Medical Center en East Orange. A las pocas semanas de comenzar la radioterapia, su dolor de garganta empeora y una erupción apareció junto con otros problemas de la piel. Dos terapeutas Alisha High y Lorena Raymond, concluyeron que él estaba siendo sobre radiado. La Sra. High estaba tan preocupada que, en diciembre de 2006, se negó a administrar la radiación, según muestran los registros. Al día siguiente, la Sra. Raymond expresó también sus preocupaciones. Sus protestas no fueron escuchadas. Su supervisor, Kirk Krickmier, las amonestó por cuestionar a los médicos y al Departamento de Física. Más tarde, en ese mismo mes, ambas terapeutas fueron despedidas por la agencia que las había colocado en el hospital de veteranos, según consta en la demanda legal que la Sra. High y la Sra. Raymond presentaron contra el hospital (NYT 26 enero 2010)
ii De acuerdo a un informe confidencial del Colegio Americano de Radiología, que había sido convocado para analizar la situación, la unidad de radioterapia del hospital estaba fuera de control; el personal médico carecía de capacitación-formación y del conocimiento para administrar de forma segura los tratamientos de I.M.R.T.; el control de calidad fue prácticamente inexistente y los vitales procedimientos de seguridad fueron realizados por trabajadores no cualificados y a los pacientes no se les daba seguimiento. La recomendación final del Colegio fue se recomienda ENCARECIDAMENTE la interrupción del tratamiento de I.M.R.T. hasta que capacitación adicional se adquiera para todos los funcionarios, incluidos a los médicos. Los revisores recordaron al hospital que la nueva tecnología exige una muy intensiva de mano de obra y requiere no sólo de un sofisticado hardware y software, sino de mucho más capacitación del personal. (NYT 26 enero 2010)
iii Resultó entonces que el Sr. Stein no fue la única víctima. Habiendo aprendido de las quejas de las terapeutas, el 20 de diciembre de 2006, los administradores del hospital realizaron un seguimiento y un mes más tarde entrevistaron a las terapeutas. Una semana más tarde, el director de las instalaciones hospitalarias de East Orange, Kenneth H. Mizraj, ordenó a la unidad de radioterapia dejar de aceptar nuevos pacientes a la espera de una investigación completa. Esa investigación encontró que de los 160 casos revisados, 56 pacientes fueron tratados incorrectamente por el cáncer de próstata, cabeza y cuello, pulmón, mama y otros dos tumores malignos. Treinta y seis habían sido sobreradiados y 20 más sometidos a errores técnicos, dijo el hospital. Aunque los pacientes habían sido informados, las conclusiones no fueron reveladas públicamente hasta que el periódico The Times las destapó. (NYT 26 enero 2010)









ECOLOGIA

Un diseño ecológico para la democracia

Por: Leonardo Boff

La democracia es seguramente el más alto ideal que históricamente ha elaborado la convivencia social. El principio que subyace a la democracia es: «lo que interesa a todos debe poder ser pensado y decidido por todos».

Tiene muchas formas: la directa, como es vivida en Suiza, donde toda la población participa en las decisiones vía plebiscito.

La representativa, en la cual las sociedades más complejas eligen delegados que, en nombre de todos, discuten y toman decisiones. El gran problema actual es que la democracia representativa se muestra incapaz de reunir a las fuerzas vivas de una sociedad compleja, con sus movimientos sociales. En sociedades de gran desigualdad social, como Brasil, la democracia representativa asume características de irrealidad, cuando no de farsa. Cada cuatro o cinco años, los ciudadanos tienen la posibilidad de escoger a su «dictador» que, una vez elegido, se dedica más a hacer una política palaciega que a establecer una relación orgánica con las fuerzas sociales.

La democracia participativa que significa un avance respecto a la representativa. Fuerzas organizadas, como los grandes sindicatos, los movimientos sociales por la tierra, la vivienda, salud, educación, derechos humanos, ambientalistas y otros han crecido de tal manera que se constituyen como base de la democracia participativa: El Estado se obliga a oír y a discutir con tales fuerzas las decisiones a tomar. Se está se imponiendo por todas partes especialmente en América Latina.

Está también la democracia comunitaria que es característica de los pueblos originarios de América Latina, poco conocida y reconocida por los analistas. Nace de la estructura comunitaria de las culturas originarias de norte a sur de Abya Yala (nombre indígena para América Latina). Ella busca realizar el « vivir bien» que no es nuestro «vivir mejor» que implica que muchos vivan peor. El «vivir bien» es la búsqueda permanente del equilibrio mediante la participación de todos, equilibrio entre hombre y mujer, entre ser humano y naturaleza, equilibrio entre la producción y el consumo en la perspectiva de una economía de lo suficiente y de lo decente y no de la acumulación.

El «vivir bien» implica una superación del antropocentrismo: no es sólo la armonía con los humanos, sino con las energías de la Tierra, del Sol, de las montañas, de las aguas, de las selvas y con Dios. Se trata de una democracia sociocósmica, donde todos los elementos se consideran portadores de vida y por eso incluidos en la comunidad, respetando sus derechos.

Por último, estamos caminando hacia una superdemocracia planetaria. Algunos analistas como Jacques Attali (Breve historia del futuro, 2008) imaginan que será la alternativa salvadora ante un superconflicto que podría, dejado a su libre curso, destruir la humanidad. Esta superdemocracia parte de una conciencia colectiva que se da cuenta de la unicidad de la familia humana y de que el planeta Tierra, pequeño, con recursos escasos, superpoblado y amenazado por el cambio climático, obligará a los pueblos a establecer estrategias políticas globales para garantizar la vida de todos y las condiciones ecológicas de la Tierra.

Esta superdemocracia planetaria no anula las distintas tradiciones democráticas, sino que las hace complementarias. Esto se consigue mejor mediante elbiorregionalismo. Se trata de un nuevo diseño ecológico, es decir, de otra forma de organizar la relación con la naturaleza a partir de los ecosistemas regionales. Al contrario de la globalización uniformadora, valora las diferencias y respeta las singularidades de cada región, con su cultura local, haciendo más fácil el respeto a los ciclos de la naturaleza y la armonía con la Madre Tierra. Tenemos que rezar para que este tipo de democracia triunfe; si no lo hace, no sabemos en absoluto hacia donde seremos llevados.



ALAI AMLATINA, 02/07/2010.
- Leonardo Boff es teólogo y filósofo, autor del libro "Ecologia, Mundialização e Espiritualidade", Record 2008.
Fuente:
http://servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=387

Más información:
http://alainet.org

APORTACIONES (IN)VOLUNTARIAS

Un legítimo derecho
Por: Ricardo Andrade Jardí
Algo que ha caracterizado al panismo nacional es su insensibilidad y su falta de tacto cuando han sido gobierno. El “monumento” a los Montejo, hecho con dinero público, pero sin consulta ni consenso público, e inaugurado como uno de los últimos y aberrantes actos del panismo que gobernó la “Blanca Mérida”, durante dos décadas, es una afrenta para cientos de miles de mayas que fueron y son aún, asesinados, explotados, torturados, vejados, despojados y humillados. El “monumento” que en todo caso debería formar parte de la colección de un deseable museo de las atrocidades humanas, es además un recordatorio de la mediocridad de una clase política, que carece de memoria histórica y que reivindica una identidad que no le pertenece. No se trata de ser más español o menos español, más mexicano o menos mexicano, mas maya o menos maya, se trata más bien del desprecio que el panismo yucateco, siente por el pueblo que lo entronizo durante 20 años en la ciudad, que lleva el adjetivo de blanca, por que los mayas, amantes del ecosistema que les dio techo y comida durante siglos, no entraron a la ciudad de Mérida porque empezaba el tiempo de la cosecha y obligados por una responsabilidad con la naturaleza abandonaron el sitio de Mérida, para ir a sembrar la semilla de su identidad, sin comprender que entre los asesinos colonizadores (a los que el panismo local en pleno año del bicentenario de nuestra pretendida independencia nacional hoy entronizan para suponer que volverán como los Montejos a seguir viviendo de la cultura Maya que tanto desprecian, pero que tanto les ha dado) la naturaleza les preocupaba poco y arrasaron con los Mayas resistentes, que sembraron las semillas que finalmente alimentaron al enemigo. Sorprende la tardanza, quizás por la misma falta de sensibilidad del nuevo gobierno local, ahora priista, para retirar el ofensivo monumento en cuestión y destruirlos para recuperar el bronce pagado con los impuestos del pueblo yucateco, o embodegar (hasta que nuestra identidad logre, como en la España actual, una Ley de Memoria Histórica, que retire el nombre de los asesinos conquistadores de avenidas y colonias, así como monumentos, para restituir la deuda que tenemos con las culturas originarias, y logremos abrir el museo, no sólo de la cultura Maya, sino el de las atrocidades de la humanidad, para entonces, tal vez y sólo tal vez, volver a poner el rostro de los Montejos, como recordatorio a las nuevas generaciones, de lo que fue una de las brutalidades más vergonzosas de la especie humana (la conquista y colonización de América), y revelen el rostro de quienes en nombre de Dios cometieron tales crímenes de lesa humanidad.
Pero si la sensibilidad no llega a la nueva autoridad gobernante, y más pronto que tarde retira ese monumento humillante en pleno siglo XXI y año de nuestro mítico 10; entonces, será un derecho legitimo del pueblo Maya acompañados del mestizaje yucateco, además de un deber ético y moral, derrumbar el símbolo de la humillación con la que el panismo termino sus últimos días de gobierno, en una ciudad que por mucho fue siempre generosa con ese grupo político, pero que en su ambición e insensibilidad, terminaron como malos demócratas ofendiendo a la sociedad que decidió cambiarlos, justamente por esa falta de sensibilidad, para quienes incluso los favorecieron tantos años.  

APORTACIONES (IN)VOLUNTARIAS

¿Rumorología confirmada o legitimada?
VOX POPULI ¿VOZ DE DIOS?

Por: Gilberto Balam Pereira

Lo que los yucatecos chismosos de café y antro vienen rumorando de un tiempo para acá, parece confirmado o legitimado por el analista de la revista Proceso, Jenaro Villamil.
¿Malos pasos? ¡cómo va a ser! exclaman los ciudadanos.
Dicha Revista en su número reciente 1755 cabecea: “la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco es acusada de torcer la ley y derrochar millones de pesos del erario estatal para impulsar sus dos megaproyectos : un complejo de 12 hoteles, con playas y lagos artificiales, campos de golf, aeropuerto y un parque acuático, todo dentro de la zona de Chichén Itzá, y la construcción de una ciudad dormitorio en el municipio de Ucú, conurbado a Mérida. Un dato demoledor : en el primer caso, de la zona arqueológica, la mandataria pagó incluso un sobreprecio de 2 mil 750 % para apropiarse de un predio de 83 hectáreas, en lugar de expropiarlo”.
Jenaro Villamil dice:
Artesanos y comuneros de varios municipios de la entidad acusan que se trata de beneficiar a una decena de firmas de especulación inmobiliaria, en particular al Grupo Kaknab, encabezado por los empresarios Eduardo González Cid y Nicolás Zapata, utilizando recursos públicos por 230 millones de pesos para adquirir en sobreprecio un predio de 83 hectáreas a su propietario Hans Jurgen Thies Barbachano, 45 de las cuales pertenecen a la zona arqueológica, predio donde se construiría el complejo turístico, “parque temático” y un proyecto megahotelero que incluiría centros de diversión y de apuestas al estilo de Las Vegas.
El 30 de marzo último, el gobierno de Ortega Pacheco informó sobre esta adquisición y según el boletín oficial se pagó gracias a un préstamo bancario que se obtuvo a través del patronato “Culture” cuyo Director Jorge Esma Bazán ha comenzado a transformar la zona arqueológica promoviendo conciertos como los de Plácido Domingo, Sarah Brightman y Elton John con el argumento de que se trata de “promoción turística”.
En cuanto al segundo megaproyecto, el Congreso del Estado autorizó este año al gobierno de Ortega Pacheco un endeudamiento de 343 millones 375 mil pesos para la adquisición de terrenos ejidales en el municipio de Ucú por medio del Instituto de la Vivienda de Yucatán que encabezaba Angélica Araujo quien junto con el diputado federal priista Felipe Enríquez Hernández son los artífices del Plan Maestro de Ucú, cuyo objetivo es la construcción de 56 mil 800 viviendas en unas mil 800 hectáreas en el área de Caucel con lo que se beneficiarían 19 grandes grupos del ramo de la construcción. Uno de éstos es el que encabezan Pedro Espadas, pareja sentimental de Angélica, y Ricardo Combaluzier de la empresa Construcasa, S.A. de C.V. Las otras firmas inmobiliarias son las del Grupo Sadasi representadas por Leandro López impulsor de obras del gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto. Existe una gran operación nacional dirigida por Peña Nieto y su agente financiero Felipe Enríquez Hernández para financiar campañas del PRI por mediación de mafias agrarias. La presencia de éste último, compadre de Ortega Pacheco, ha sido notoria y constante en los grandes negocios inmobiliarios en Yucatán en los últimos años. En 2007 se incorporó al equipo de logística de Ortega Pacheco durante el proceso electoral en Yucatán y participó en la venta paralela de los terrenos de Ucú en cuestión, de unas 581 hectáreas. Se compraron estas tierras a los ejidatarios en 120 mil pesos por hectárea y una vez urbanizadas tendrían un precio de 1 millón 200 mil pesos cada una. Estaríamos hablando de un negocio de 3 mil 600 millones de pesos.
A estos ejidatarios no se les ha pagado 3 mil 600 hectáreas, además de un perjuicio particular denunciado por Pedro Manuel Reyes Rosado. Este fue despojado de su terreno para beneficiar al empresario Guy Bonancé Cervera , despojo en el que también estuvo involucrado Rafael Acosta, quien fue subprocurador a principios de la gestión de Ortega Pacheco. Hoy se desempeña como su asesor.
Es escalofriante lo que está pasando sentencia Reyes Rosado”.
Hasta aquí, el analista de la revista Proceso.
¿Rumorología o comprobación de Jenaro Villamil sobre estos pasos oscuros? Me pregunto- ¿malos pasos de Ivonne y Angélica? Quién sabe. En fin, como lo leí, se los paso. Aunque sería muy saludable que Ivonne dé un informe a la ciudadanía sobre estos menesteres suspicaces,

RESISTENCIA

México: Porque sí y ahora defender el Municipio Autónomo de San Juan Copala
Las autonomías son resistencia, caminar hacia un destino propio: crear formas de gobierno y de resolución de los conflictos, de transmitir el conocimiento, de curarse y de imaginar el mundo

Por: Marcela Romero Juárez y Guadalupe Jiménez López

1.Una autonomía que resiste para todos
El Municipio Autónomo de San Juan Copala, ubicado en el estado de Oaxaca e integrado por comunidades indígenas triqui, representa una de las muchas y diversas formas en que los pueblos indígenas de México están construyendo su derecho colectivo a la autonomía.
Por los trágicos acontecimientos que lo vio protagonista en los últimos meses –las repetidas agresiones de grupos paramilitares contra iniciativas masivas que se solidarizaron con este proceso de autodeterminación indígena- el Municipio Autónomo “rompió el silencio” y su nombre sonó por algunos días en los medios masivos de comunicación.
En este texto, queremos ir más allá de la contingencia que apremia a la población de San Juan Copala –asediada por grupos paramilitares- y de las apariencias, que pintan como estructural e irremediable el conflicto que padece el pueblo triqui.
Nuestra reflexión parte del entendimiento que el proceso de organización y resistencia que ha llevado al pueblo triqui a declararse autónomo es parte de una lucha más amplia; y que las aportaciones de otras experiencias autonómicas han sido fundamentales en la elaboración del proyecto de Copala. Por lo tanto, defender la autonomía en San Juan Copala significa también defender el sistema de seguridad y justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de la Costa Chica y Montaña de Guerrero, la lucha para la reapropiación de la tierra de los pueblos nahuas de Ostula, Coire y Pómaro de Michoacán, el derecho a la palabra que practica Radio Ñomndaa-La Palabra del Agua en la región amuzga de Guerrero, los Municipios Autónomos zapatistas de Chiapas…
En distintas partes del país donde se ejerce la resistencia, y en particular en estos lugares donde la autonomía crece, el gobierno emprende todo tipo de estrategias para desgastar e impedir que estos referentes sigan expandiéndose, como la creación de grupos paramilitares y la cooptación de líderes y organizaciones de izquierda.

2.Telón de fondo: conflicto y violencia
El color dominante en las calles de San Juan Copala es el rojo, rojo vivo, el de los huipiles que las mujeres triquis tejen para ellas. “Es por la migración, pero sobre todo porque a los hombres, a los jovencitos y hasta los niños los mataron. Somos puras viudas y huérfanas”. Así explicaron algunas mujeres su presencia mayoritaria en el pueblo, durante el primer aniversario del Municipio Autónomo, el 20 de enero de 2008. En ese entonces, el logro más importante de la organización autónoma era que, desde su institución, ya no se habían registrado asesinatos en las 17 comunidades que lo integraban; y el hecho, tratándose de la región triqui, era sin duda contundente. Lamentablemente, esta situación de “paz”-principal objetivo del Municipio Autónomo- no se pudo mantener, y en 2009 la violencia recrudeció hasta llegar, en estos días pre-electorales, a niveles insostenibles.
La situación de violencia que padece el pueblo triqui es un hecho innegable, pero se ha también transformado en un estigma (al igual que el “Guerrero bronco”) y en una justificación apriorística de la realidad, utilizada con gusto por las autoridades estatales como pretexto para desentenderse de sus responsabilidades en la región[1]. Sin embrago, es necesario tratar de entender –aunque someramente- las raíces y los impactos de la situación de violencia generalizada que desde hace décadas se vive en la entidad, ya que no podemos entender la insurgencia social sin insertarla en tal contexto arraigado de represión, impunidad, relaciones clientelares y discriminación étnica. El racismo es el elemento fundador del mito del triqui violento, y la dominación lo que ha llevado a la descomposición las relaciones sociales internas a este pueblo indígena.
El territorio triqui es enclavado en la más amplia región mixteca, que lo rodea por completo. Pero sobre todo, es sometido política y económicamente a tres ciudades mestizas, históricamente sedes del poder caciquil: Constancia del Rosario, Juxtlahuaca y Putla de Guerrero. Anteriormente, San Juan Copala mantenía por lo menos la independencia administrativa, que perdió en 1948, cuando le fue quitada la categoría de municipio y su territorio repartido entre las tres cabeceras mestizas.
Los grupos de poder regionales acompañaron el desprecio hacia la población indígena con un gran interés hacia sus recursos: las fértiles tierras y el potencial de una fuerza de trabajo muy barata. Así, los conflictos agrarios iniciaron cuando las élites de las ciudades mestizasusurparon tierras comunales triquis; para quebrar la resistencia indígena usaron por un lado el terror y el exterminio de los líderes naturales, y por otro la cooptación de otros líderes más accesibles, fomentando el surgimiento de facciones opuestas para su estrategia de dominación. En el mismo engranaje está la implantación de los cultivos de café y plátano, que rompieron con el autoconsumo introduciendo la acumulación y la diferenciación económica en la región. Este proceso, que se vivió en todas las regiones rurales del México posrevolucionario, en la región triqui se pervirtió: con frecuencia las cosechas no eran pagadas en dinero sino con alcohol, armas y municiones, facilitando que la envidia entre vecinos se resolviera, cuando posible, con el asesinato. Asimismo, se formaron bandas de pistoleros y se fomentó el cacicazgo interno al pueblo triqui.
Esta situación de “violencia”, antes como ahora, es particularmente funcional a los poderes económicos y políticos: sustentándose en ella en los años ‘40 se desmantelaron los dos municipios triquis[2]    y en los ‘50 se impuso la militarización del territorio indígena, que fue bombardeado en el ‘56. Al mismo tiempo, el PRI se instalaba con fuerza en la región, imponiendo su autoridad sobre el sistema tradicional de gobierno indígena e impulsando en la región proyectos de “desarrollo”.[3]
En contra de las múltiples vertientes de la dominación, el pueblo triqui inició a organizarse de forma independiente: primeros fueron algunos maestros, luego El Club, que luchaba para el control de los recursos y de la producción, y la defensa de las tradiciones. Violentamente reprimidas, estas organizaciones heredaron sus ideales y proyectos al Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), formado en 1981, organización que con valor por una década luchó contra la dominación y resistió a la violenta represión del estado y de los grupos de poder locales. El MULT logró imponerse políticamente en la región, por lo que en 1994 el PRI impulsó la formación de la Unión de Bienestar Social Triqui (UBISORT), organización que entró inmediatamente en conflicto con la otra. Los choques violentos marcaron la historia de las dos organizaciones, en particular la del MULT que reclama centenares de muertos. Cuando los líderes del MULT iniciaron a corromperse y su lucha se limitó a la gestión de recursos, en un rápido acercamiento a la estructura priista que siempre mantuvo el poder en el estado, un grupo de inconformes creó el MULT-Independiente, que se forjó durante las movilizaciones magisteriales de 2006 y participó en la creación de la Asamblea de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Apenas dos meses después de la violenta represión que cimbró esta experiencia organizativa estatal, en San Juan Copala se anunciaba la institución de un Municipio Autónomo, “integrado por todas las comunidades y barrios que han roto o en el futuro rompan la subordinación a las organizaciones del gobierno o ligadas a él”.[4]
Cabe señalar que, mientras una parte del pueblo triqui inició a construir espacios de autodeterminación y de dialogo, otra parte, ligada a las dos organizaciones mencionadas, recrudeció el uso de la violencia como arma política, fortaleciendo grupos paramilitares que actualmente mantienen con las armas el control en la región.

3.Raíces y matices de la autonomía para los triquis de Copala
Este brevísimo recuento de la historia reciente de la región triqui baja[5] nos ayuda a entender el significado y la forma particulares que adquieren la reivindicación y la práctica de la autonomía en este contexto, ya que no se pueden abstraer los procesos autonómicos de las situaciones históricas, políticas, económicas y sociales en que se desarrollan, así como de las necesidades que los determinan.
Asimismo, la reflexión sobre otras experiencias autonómicas ilustra trayectorias similares, como el hecho de que la declaración de la autonomía representa una respuesta desde abajo a las diferentes situaciones de violencia que llegan a ser insostenibles para los pueblos.
Territorio e identidad
La primera vertiente de la violencia, como mencioné arriba, es representada por la discriminación y el desprecio. Así, las autonomías son también, y sobre todo, una necesidad para la defensa de la identidad de los indígenas. Repropiándose del poder que tienen, como colectividad, de decidir y construir su futuro, los pueblos afirman su derecho de ser, de existir en tanto pueblo. En este sentido, la lucha por la autonomía es una lucha para la sobrevivencia de la colectividad. Atrapados en una disputa sin límites de violencia entre las organizaciones políticas de la región, los triquis se veían en la perspectiva de perder sus propias formas de gobernarse, crear acuerdos, resolver los conflictos, y dejarse arrastrar en una guerra intestina que terminaría de quebrar el ya fragmentado tejido social.
Elemento fundamental para la reproducción de la cultura y de la identidad, así como para el sustento material, es el territorio. Suelo para la siembra, pacha mama que alimenta, la tierra, definida simbólicamente y culturalmente, se vuelve territorio, cuyo sentido es inextricable de la identidad del pueblo que allí tiene sus raíces, sus mitos, sus fiestas y su alimento. A través de la dominación colonial y de la ocupación de tierras por las élites mestizas, lentamente latierra ha sido arrebatada al pueblo triqui. La imposición de cultivos comerciales impuso el control ajeno sobre sus recursos. Asignando a tres distintos municipios mestizos la autoridad administrativa sobre el espacio que, politica y culturalmente, para los triquis es de competencia del Chuman’a[6] de San Juan Copala, el estado trató de arrebatar al pueblo el control político sobre su territorio.
Si el territorio es la raíz de la identidad, su defensa implica la autonomía. Recuperar la unidad territorial apuntaba entonces a la reconstrucción integral del pueblo, para sacudirse de la secular opresión de las élites mestizas y de la corrupta clase política estatal.
Organización política vs. Asambleas comunitarias
Sin embargo, las divisiones políticas y partidistas han dividido y enfrentado radicalmente al pueblo triqui, lo que representa la otra vertiente de la violencia, la más desgarradora.
“Antes de formar el Municipio Autónomo, se convocaron a las comunidades triquis de varias organizaciones. El tema de las pláticas era cómo evitar el baño de sangre en la región y avanzar por el bien de la comunidad. En una asamblea muy amplia, en la que participaron concejales de la APPO y lideres naturales de las comunidades, discutimos cómo constituir una nueva organización, éramos puros triquis. Ya en la plática, varios ancianos que participaban dijeron que formar otra organización era seguir dividiéndonos; en un corto tiempo habría que comprometerse con un partido político. Al final de varias discusiones, decidimos no crear ninguna organización, sino mejor rescatar la cultura, los usos y costumbres de la región para construir nuestra propia autoridad, nombrar nuestro presidente. En ese momento no se mencionó la autonomía, solo se decidió trabajar a nuestro modo, e incluir a todas las organizaciones que están en San Juan Copala”, comentó en una entrevista Jorge Albino, vocero del Municipio Autónomo[7].
La autonomía en contextos de violencia implica la construcción de nuevas formas de poder, más horizontal y plural. En un contexto polarizado, en que las relaciones entre las personas se estaban corrompiendo, donde el miedo empezaba a dominar la vida cotidiana, una parte del pueblo triqui decidió romper con la dinámica de las organizaciones políticas, que al reproducirse cada vez generaban más divisiones y conflictos. Entendieron que debían crear una institución más poderosa que las distintas organizaciones existentes.
Para detener la violencia construyeron un nuevo poder, que se impusiera política y simbólicamente como una referencia para el territorio al ser construido sobre el consenso y no sobre la exclusión. El Municipio Autónomo representa una institución que, al menos en sus intenciones, gobierna para todos los que están en el territorio, sin importar su militancia política (en un principio, integraban el Municipio comunidades del MULT-I y algunas inconformes de UBISORT, y había un proceso de dialogo con las bases del MULT). Este poder “alternativo” que construyen las autonomías se basa en el consenso, porque quien lo ejerce son las asambleas –comunitarias o municipales -: espacios colectivos de discusión y tomas de decisiones, donde las diferencias son respetadas en los acuerdos que de ellas emergen.
Como comenta Jorge Albino, esta nueva forma organizativa se pensó en oposición a la que prevalece en la región: organizaciones políticas que, de una u otra forma, dependen de los partidos[8]. UBISORT es una organización de directa filiación priista; por su lado, después de una larga temporada de lucha social, también el MULT optó por la lógica partidista. Este punto merece un esclarecimiento, ya que es fundamental para posicionar el planteamiento autonómico triqui al interno del movimiento indígena mexicano. El debate sobre las formas que debería tener el estatuto de autonomía de los pueblos indígenas tiene ya varías décadas; en México, alcanzó su culmine durante los Diálogos de San Andrés. En ese espacio, se manifestaron dos posiciones: por un lado, los que entendían la autonomía como un cuarto piso de gobierno que había que establecerse al interno de la estructura administrativa del Estado, lo que implicaba la lucha por conseguir espacios de representación indígena en las instituciones políticas, legislativas y de gobierno. Por otro lado, los que concebían la autonomía como una práctica cotidiana, que tiene sus raíces en las comunidades, y afirmaban la imposibilidad de establecer un modelo único para su implementación. El EZLN, junto con varias representaciones indígenas (muchas de ellas oaxaqueñas), sostuvieron esta segunda posición, que a la postre resultó en la práctica de la “autonomía sin pedir permiso”, respuesta obligada a la ceguera del Estado mexicano frente a la demanda de reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos.
Por su parte, otras organizaciones optaron por la vía institucional hacia la autonomía, logrando por ejemplo diputaciones indígenas a nivel estatal y federal. En esta coyuntura podemos insertar la decisión de los dirigentes del MULT -ya entrados en confianza con el gobierno priista del estado de Oaxaca que los apoyaba generosamente con “proyectos”- de “dar la lucha desde arriba”, y fundar el Partido de Unidad Popular (según ellos, “el primer partido indígena” del país). Instituido en 2003, apenas a tiempo para poder participar a las elecciones en 2004, el PUP tuvo como resultado más evidente la victoria de Ulises Ruiz para el gobierno del estado, restándole un pequeño pero significativo porcentaje de votos al candidato de la izquierda, según sostiene París Pombo.[9]
Autonomía y recursos
No obstante reivindique una autonomía que se inspira en las Juntas de Buen Gobierno zapatistas[10], el Municipio Autónomo de San Juan Copala no plantea, como aquellas, una ruptura completa con las instituciones del Estado.
Afirmó el primer presidente municipal autónomo, José Ramírez: “acordamos en una asamblea que no es necesario reconocer legalmente el municipio, es nuestro municipio, nuestra autoridad, y basta con que nosotros lo reconozcamos, no el gobierno del estado. Pero también dice el Consejo que tenemos que exigir los recursos del estado para las comunidades porque son nuestros”.[11] Una de las demandas principales del Municipio Autónomo es poder obtener los recursos públicos destinados a las comunidades (Ramo 28 y 33); denuncian que dichos recursos, que las cabeceras municipales deberían canalizar hacia las comunidades, nunca les han llegado. Así, reivindican la gestión de estos apoyos y la posibilidad de usarlos para desarrollar proyectos de corte autonómico: “anteriormente el gobierno es el que decide que va a hacer en cada comunidad. Ahora creemos que se deben hacer consultas en las comunidades y así decidir los proyectos que se realicen, según la iniciativa de la gente; la tarea de las autoridades es hacer cumplir estas decisiones”[12].

4.Logros y avances del Municipio Autónomo de Copala
Sin embrago, los logros más importantes que ha tenido el Municipio Autónomo en los primeros dos años de existencia, no se han realizado con los recursos públicos.[13]
Entre los elementos que concretamente representan la autonomía para Copala está laconstitución de la policía comunitaria, inspirada en la conocida experiencia guerrerense. Para Copala, instaurar una forma de seguridad propia, controlada por la autoridad autónoma y la asamblea, representaba una necesaria respuesta a la situación de violencia provocada por las varias facciones armadas. La seguridad y la resolución de conflictos son la base de cualquier intento de organización autónoma. Garantizar la seguridad de los propios pueblos, marcar un alto a la violencia, significa restituir la libertad a los individuos y a la colectividad. Una vez que hayan reconstituido las relaciones de convivencia y la confianza, los pueblos pueden edificar su futuro. Pero todo esto no es posible mientras los pueblos estén amenazados en su cotidianidad por la violencia y el miedo que los inmovilizan.
Otro elemento clave de la autonomía triqui es el proceso de rescate de las formas indígenas de organización y gobierno. El presidente y su cabildo (suplente, secretario y alcalde) son nombrados por una asamblea general de todas las comunidades que participan en el proyecto, en la que participan figuras importantes de la estructura social triqui: los líderes naturales o principales, los mayordomos y los ancianos. Lo que destaca de esta tradición organizativa que se está recuperando es el carácter colectivo de la autoridad (Consejo), y la colegialidad en la toma de decisiones (asambleas). En los tres años de gobierno, el primer cabildo no ha gobernado solo: el Consejo de ancianos –dos por cada comunidad- lo acompañó diariamente en su trabajo, lo que confirió gran legitimidad y prestigio entre la población. En los primeros meses del 2010, otra asamblea general eligió el nuevo presidente, que hasta la fecha no ha podido desempeñar a cabalidad sus funciones por la situación de asedio en que vive actualmente el pueblo de Copala.
El tercer fundamental logro de la autonomía triqui ha sido recuperar la palabra y el derecho a la comunicación, instalando la Radio Comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio”, en la que se involucraron los jóvenes de las comunidades con el objetivo de dar a conocer los derechos indígenas y fortalecer una cultura de paz y dialogo. Lamentablemente, quienes no aceptan la idea de la pacificación de la región no dudaron en usar, una vez más, la violencia para callar La Voz: a los pocos meses de su instalación (7 de abril de 2008) dos jóvenes locutoras –Teresa y Felicitas- fueron asesinadas en una carretera de la región.

5.Resistir
Las autonomías son una práctica de resistencia, pero esto no ha significado para los pueblos estar inmóviles parando los golpes del sistema, sino un lento caminar hacia un destino propio: preservar, reconstituir y crear formas de gobierno y de resolución de los conflictos, formas de transmitir el conocimiento en la comunicación y la educación, formas de curarse, de festejar y de imaginar el mundo. Asimismo, los procesos de autonomía indígena participan en las luchas nacionales de resistencia y liberación, enriqueciendo con una visión propia los movimientos de transformación social.
El desenlace del conflicto en Copala –conflicto que no involucra solamente las diferentes organizaciones triquis, sino el estado y los poderes fácticos que gobiernan en Oaxaca- puede ser un precedente determinante para otras experiencias que se encuentran igualmente en situaciones críticas. En este sentido, se pronuncia el mismo Municipio Autónomo:
“…quienes somos golpeados por el hecho de buscar un camino distinto, el deseo de vivir con tranquilidad y en armonía se nos condena a vivir falsamente un camino que no decidimos, se nos impone por grupos caciquiles y dirigentes traidores de su pueblo, paramilitares y malos gobiernos que comparten la visión de un estado autoritario, militar, terrorista y que hoy buscan de todas las maneras decir que estamos fuera de la legalidad, de la razón, para preparar el camino de la represión! ¡Una masacre!, que no solo es para el Municipio Autónomo de San Juan Cópala, sino para el pueblo de Oaxaca y de México, porque hoy Copala es emblemático para tod@s los que vemos una guerra donde confluyen todos los escenarios que preparan contra quienes lucha ye buscan justicia, esta es una Guerra de estado, abierta y dirigida sin ninguna moral, sin titubeos para desaparecernos…”[14]
Los primeros años del gobierno autónomo en San Juan Copala demostraron que sí se puede cambiar la realidad a partir de la propia historia, que sí se puede crear otras formas de convivencia, que, junto con otras luchas, sí se puede…
Ahora, es el momento de defendernos a todos.

Para Kaos en la Red | 2-7-2010 | www.kaosenlared.net

[1] Como lo demostraron en ocasión de las dos Caravanas de Solidaridad, realizadas en abril –en la que fueron asesinadas dos personas por los paramilitares- y en junio de 2010. Con respecto a esas iniciativas, las autoridades estatales se empeñaron en fortalecer esta visión de violencia irremediable, afirmar que no hay las condiciones para realizar acciones de respaldo al Municipio Autónomo, dando a entender que el estado nada puede con la fuerza paramilitar. Por otro lado, es evidente que este argumento encubre si no una complicidad con estos grupos, seguramente una actitud de desinterés hacia un “conflicto interno a la etnia” (o sea, que se maten entre ellos).
[2] Cuyas cabeceras corresponden a los centros ceremoniales, Copala e Chicahuaxtla.
[3] Cuales el del aprovechamiento del Río Balsas.
[4] Declaración del MASJC, enero 2007.
[5] Un estudio detallado y profundo se encuentra en San Juan Copala: dominación política y resistencia popular, de Francisco López Bárcenas, publicado en 2009 por la UAM-X y accesible en formato pdf en este sitio.
[6] Centro ceremonial, político y religioso que aglutina a las comunidades (o barrios) triquis.
[7] Entrevista personal, septiembre 2008.
[8]Comunicado del Municipio Autónomo, 28 de mayo del 2010, en http://autonomiaencopala.wordpress.com.
[9]María Dolores París Pombo, “Prologo”, en F. López Bárcenas, San Juan Copala: dominación política y resistencia popular, UAM-X, 2009, p.16.
[10] Comunicado del Municipio Autónomo “que no se pudo leer en Copala”, 8 de junio de 2010, en http://autonomiaencopala.wordpress.com.
[11] Entrevista personal, enero 2008.
[12] Ibid.
[13] Un listado de todas las acciones emprendidas por el Municipio Autónomo se encuentra en http://municipioautonomodesanjuancopala.wordpress.com/logros-y-avances-2/
[14] Idem.